Santamarina perdió en el duelo de rezagados

Por la fecha 26, el Aurinegro cayó de manera agónica en su visita a Campana. Fue por 1 a 0 frente a Villa Dálmine en el Coliseo de Mitre y Puccini.

Nuevamente otra chance se esfuma, ya pasó el tren del Reducido, el de la Copa Argentina y ahora pasó el que servía para despegarse un poquito del fondo de la tabla. Santamarina no supo encontrarle la vuelta a un rival que no produjo mucho y en la última pelota perdió un partido en el que la victoria era muy necesaria.

El arranque del encuentro lo tuvo al elenco serrano mejor plantado, manejando la pelota y sin pasar sobresaltos en cuanto a la hora de defenderse. En cuanto a lo ofensivo poco y nada, quizás alguna aproximación en los pies de Mariano González que no significó gran peligro en el arco rival. Por su parte, el equipo de Campana tuvo en Francisco Nouet la más clara del primer tiempo pero no pudo direccionar de buena forma y el cabezazo se fue por encima del travesaño.

Entrado el segundo tiempo Villa Dálmine creció en el juego y se hizo dueño del partido, sin embargo ese crecimiento no se vio reflejado en chances netas de gol. Cuando el local estaba siendo más, llegó la chance mas clara de gol en los pies de Mariano González: el experimentado mediocampista quedo mano a mano frente al arquero y definió de mala manera por arriba del travesaño malogrando la oportunidad.

En la última jugada, Mateo Palmieri no pudo despejar la pelota sobre el costado derecho y tras una serie de rebotes, Alejandro Gagliardi le puso la pelota en la cabeza a Fernando Bersano que cabeceo en soledad y marcó el único gol del partido.

De esta manera, Villa Dálmine se quedó con tres puntos mas que vitales que, si bien sigue posicionado en el último lugar, le sirvió para recortar unidades con su más cercano perseguidor que es Santamarina. En tanto el Aurinegro no aprovechó el duelo directo para escaparse de la ultima posición y ahora solo se encuentra a un punto.

En la próxima jornada Santamarina recibirá en Tandil a San Telmo.

Foto: prensa Santamarina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *